Servicio de peritaje antes de comprar un auto usado

¿Sabes cuáles son las ventajas de contratar un servicio de peritaje antes de comprar un auto usado? En este artículo te detallamos en qué consiste este servicio y por qué puede ser de tu interés.

Peritaje auto taller

Una de las grandes dificultades a la hora de comprar un auto usado es saber el estado del vehículo más allá de la carrocería o de lo que nos diga el vendedor. Hay que fijarse en muchos detalles del auto para poder descubrir si el precio que nos piden es el adecuado o si hay que negociar o directamente rechazar la compra. Si tienes conocimientos en mecánica es posible que puedas comprobarlo tú mismo pero, si no es el caso, es preferible que valores esta opción.

De esta manera, contar con los servicios de un perito puede ayudarte a evitar la compra de un auto que sea una ruina, muy bonito por fuera pero con un mal estado por dentro. Por ejemplo, para que os hagáis una idea, podéis encontrar autos que de primeras pueden ser una ganga, con una carrocería que parezca nueva pero que tenga algún fallo en el interior del mismo que derive en tener que llevarlo al taller a los pocos meses y suponga un gran desembolso de dinero para solucionarlo.

A continuación, te indicamos en qué consiste un peritaje,  qué es en lo que se fija el profesional para saber cuál es el estado del auto y determinar el precio adecuado del mismo. A su vez, si buscas un peritaje en Bogotá puedes pinchar en este enlace y te llevará directamente a profesionales especializados que se encargan de hacer este servicio.

Datos básicos del auto

Uno de los primeros aspectos en los que se va a fijar un profesional es en el año de construcción del auto, puesto que a mayor tiempo haya pasado, mayor es la pérdida de valor del coche. Como suelen decir, una vez que sacas el coche nuevo del concesionario, ya no cuesta lo que has pagado por él y es que hay una pérdida de valor desde el inicio.

También se fijará en el kilometraje para saber si ha tenido un mayor uso del mismo o se ha usado poco, al igual que puede ser indicativo de la necesidad de cambiar algunas piezas. Aún así, el kilometraje no es negativo si ha sido bien cuidado y se ha hecho un buen mantenimiento.

El exterior es el tercer y siguiente elemento. Hay que fijarse si hay manchas de óxido en alguna zona, si hay alguna parte del vehículo con un color diferente al del resto -puede significar que han cambiado dicha parte por posible accidente-, las juntas encajan bien, etc. Hay aspectos que a un ojo no profesional se le pueden escapar, mientras que un perito las ve desde rápidamente.

En qué se fija en el interior del vehículo

Uno de los primeros aspectos en los que va a fijarse en el estado del motor y del chasis. ¿Sabías que a través del motor el perito puede saber si los kilómetros declarados se corresponden realmente con el estado del coche o si te han mentido? El estado de todos los elementos del chasis informan de cómo se ha tratado al vehículo y qué tipo de conducción ha realizado su dueño, lo que permite adelantarse a si va a necesitar pronto pasar por el taller para cambiar piezas caras.

El estado de la carrocería también va a indicar si ha sido muy usado o no, al igual que otras zonas como la palanca de cambios, el volante y los pedales.

Finalmente, una vez que ha revisado todos los elementos del vehículo, te podrá dar una idea aproximada de si el coche merece o no la pena, o qué aspectos habría que cambiar o si el precio es acorde al estado del mismo.

Por todos estos aspectos que te hemos comentado a lo largo del artículo y que es normal que no resulten visibles para una persona que no es un profesional, está recomendado hacer un peritaje de un auto usado antes de comprarlo para evitar problemas o estafas.

5
5.00 - 1 Voto
Compartir en: Twittericono twitter Facebookicono facebook Pinteresticono pinterest

También te puede interesar